Consulta pública de la Comisión Europea

La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública sobre el rendimiento ambiental de productos y servicios en la que plantean cómo cuantificar la Huella de Carbono, a partir de una metodología estándar.

Hoy en día, a los consumidores, las empresas y otros agentes económicos y sociales les resulta difícil entender las numerosas iniciativas y etiquetas ecológicas sobre el comportamiento ambiental de productos y empresas. En la UE se utilizan más de 200 etiquetas ecológicas, y, en todo el mundo, más de 450. Solo en relación con las emisiones de carbono se utilizan de forma generalizada más de 80 iniciativas y métodos de notificación.

Algunos de esos métodos e iniciativas son fiables; otros, no; además, se ocupan de aspectos distintos. Se plantea, además, el problema del “greenwashing”, cuando las empresas dan una imagen falsa en cuanto a sus beneficios o impactos ambientales. Este induce a error a los agentes del mercado y va en detrimento de las empresas que se esfuerzan por presentar productos y actividades realmente sostenibles.

Para atajar este problema, el Pacto Verde Europeo establece que las empresas que formulen «declaraciones ecológicas» deberán fundamentarlas con arreglo a una metodología estándar para evaluar sus efectos en el medio ambiente. Es importante que las acreditaciones sobre el comportamiento ambiental de empresas y productos sean fiables, comparables y verificables en toda la UE. Una información medioambiental fiable permitirá que los agentes del mercado (consumidores, empresas, inversores) adopten decisiones más ecológicas.

A estos efectos y en consonancia con los principios de «Legislar mejor», la Comisión ha puesto en marcha una consulta pública que finaliza el 3 de diciembre de 2020.

Si quieres participar, pincha en el siguiente enlace:

eu