El ayuntamiento de València pone en marcha una campaña sobre la correcta gestión de los residuos de materia orgánica

El 41% de la composición de la bolsa de basura que tiramos al contenedor verde es materia orgánica, es decir, restos de alimentos

Un equipo de educación ambiental llevará a cabo 16 acciones informativas en los mercados de València para sensibilizar a la población de los barrios donde se ha instalado el contenedor marrón

El ayuntamiento de València acaba de poner en marcha una campaña de sensibilización y educación ambiental con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía sobre la correcta gestión de los residuos de materia orgánica, teniendo en cuenta que el 41% de la composición de la bolsa de basura que tiramos al contenedor verde es materia orgánica, es decir, restos de alimentos.

Esta campaña surge tras la implantación de la recogida selectiva de los residuos de materia orgánica en diferentes barrios de València. En total, el servicio de recogida selectiva de este tipo de residuos da cobertura a cerca de 400.000 vecinos de la ciudad.

Así, un equipo de educación ambiental llevará a cabo 16 acciones informativas en los principales mercados de València para sensibilizar a la población de todos los barrios donde se ha instalado el contenedor marrón. De esta manera se informará a los grandes productores de residuos de materia orgánica de los puestos del mercado (como fruterías, pescaderías, carnicerías o panaderías) y a la ciudadanía en general, sobre la puesta en marcha del nuevo servicio de recogida selectiva de materia orgánica, concienciando de la importancia de la separación en origen, provocando su implicación.

Además se dará a conocer el tipo de residuos que han de ser depositados en el contenedor marrón (restos de comida, cáscaras, restos de papel manchado…) y cuáles siguen considerándose fracción resto (como los pañales, toallitas o cualquier residuo de limpieza doméstica), destacando las ventajas del nuevo modelo de recogida selectiva y sus beneficios medioambientales, sociales y económicos.

Con ello se abordarán y darán respuesta a cuestiones sensibles que pueden surgir con la implantación del nuevo servicio de recogida selectiva de la fracción orgánica como qué se hace con estos residuos, explicando que se trasladan a la Planta de Tratamiento de Residuos de la EMTRE. En ella se realiza un tratamiento biológico en el que la materia orgánica se transforma en compost, que podrá ser aplicado en el suelo como abono o enmienda orgánica en las tareas agrícolas o de jardinería.

En concreto las acciones informativas se llevarán a cabo durante todo el mes de julio en los mercados de Benicalap, Avenida del Cid, Benimaclet, Benimàmet, Jesús-Patraix, San Pedro Nolasco, Torrefiel y Monteolivete. A las personas interesadas se les hará entrega de un cubo para facilitar la separación de residuos de materia orgánica, con sus correspondientes bolsas, así como bolsas específicas para separar otro tipo de residuos y un embudo para poder reciclar el aceite usado.