GESTIÓN DE RESIDUOS DOMICILIARIOS EN HOGARES CON POSITIVOS EN CORONAVIRUS O CON PERSONAS EN CUARENTENA. El Ministerio de Sanidad publica una Orden sobre gestión de residuos y COVID-19.

El Ministerio de Sanidad publicó el pasado 22 de marzo una Orden en la que se detalla cómo deben gestionarse los residuos generados en los domicilios particulares en los que vivan personas que hayan dado positivo en COVID-19 o que estén en fase de cuarentena a la espera de confirmación.

El Ministerio de Sanidad publicó el pasado 22 de marzo una Orden en la que se detalla cómo deben gestionarse los residuos generados en los domicilios particulares en los que vivan personas que hayan dado positivo en COVID-19 o que estén en fase de cuarentena a la espera de confirmación.

Esta Orden indica, que los residuos del paciente, así como el material desechable utilizado por el enfermo se han de eliminar en una bolsa de plástico (BOLSA 1) en un cubo dispuesto en la habitación del paciente, sin realizar ningún tipo de separación para su posterior reciclaje. Esta bolsa se cerrará adecuadamente y se introducirá en una segunda bolsa (BOLSA 2) en la que se depositarán los guantes, mascarillas usados por la persona que cuide al enfermo. Esta segunda bolsa se dejará cerrada dentro de una tercera bolsa (BOLSA 3). Esta tercera bolsa, que será en la que se depositarán los residuos domiciliarios, tendrá la consideración de fracción resto en aquellos municipios en los que esté implantada la recogida selectiva de materia orgánica, o de todo uno en aquellos en los que no se recoja esta fracción. En aquellos domicilios en los que no haya enfermos de COVID-19 o que no tengan personas en cuarentena, la separación domiciliaria se hará de la manera habitual.

Esta bolsa con el material contaminado deberá depositarse en los contenedores de resto o todo uno y está completamente prohibido dejarla fuera del contenedor o en un contenedor de recogida selectiva de materia orgánica o de residuos de envases ligeros, de cartón y papel, de vidrio o de residuos textiles.

Estas bolsas se destinarán preferentemente a incineración o, alternativamente, a vertedero, en ningún caso se abrirán las bolsas de forma manual y en caso de que se lleven a cabo tratamientos previos a su incineración o depósito en vertedero, se realizarán de forma automática, admitiéndose selección manual solo para la separación de voluminosos, metálicos u otros residuos que no vayan en bolsas y sea imprescindible separar, siempre que se adopten todas las medidas de seguridad necesarias.

Si quieres acceder al texto íntegro de la Orden SND/271/2020, de 19 de marzo, por la que se establecen instrucciones sobre gestión de residuos en la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, pincha en el siguiente enlace:

notaministerio