En Consultoría, Proyectos Europeos

Apuesta por la descarbonización de las ciudades y la transformación sostenible del transporte urbano y metropolitano.

La pandemia del Covid-19 ha supuesto un desafío de primer orden para la economía europea y ha exigido una respuesta común y urgente a escala europea en política monetaria y fiscal, creando un marco de financiación para dar soporte a las respuestas nacionales y proteger el mercado común. Esta vez, a diferencia de la última crisis económica y financiera del periodo 2008 – 2013 en la que se priorizaron las políticas de austeridad, la respuesta de la Unión Europea se ha centrado en políticas expansivas.

Así pues, el presupuesto para el periodo 2021 – 2027 (el denominado Marco Financiero Plurianual), junto con el instrumento Next Generation EU (NG EU), constituye el mayor paquete de impulso jamás financiado a través del presupuesto europeo. Se estima un montante económico de 1,8 billones de euros que ayudarán a reconstruir la Europa posterior a la COVID-19.

El instrumento Next Generation representa en este sentido el instrumento temporal concebido para impulsar la recuperación económica en Europa y está integrado básicamente por el Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR) dotado con 672.500 millones de euros cuya finalidad es apoyar la inversión y las reformas en los Estados Miembros para lograr una recuperación sostenible y resiliente, al tiempo que se promueven las prioridades ecológicas y digitales de la Unión y por el fondo REACT EU, dotado con 47.500 millones de euros.

Para recibir apoyo financiero, los Estados miembros de la Unión Europea han elaborado Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia en los que se establecen los programas de inversiones y las reformas para los años 2021-23. En términos generales, los planes incluyen paquetes coherentes de reformas y proyectos de inversión pública que, además de abordar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia, contribuyen a las transiciones verde y digital y potencia la creación de empleo.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española aprobado por el Consejo de Ministros el pasado día 27 de Abril, presentado a Bruselas y validado por la Comisión Europea el pasado mes de Julio recoge 212 inversiones y reformas a las que se destinarán 140.000 millones de euros procedentes de fondos europeos. Siguiendo con los plazos previstos, la Comisión Europea desembolsó el pasado día 17 de agosto los primeros 9 000 millones de euros de prefinanciación para España, lo que equivale al 13% de la asignación financiera de ese país con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) en el marco del programa Next Generation.

En este contexto, se han puesto en marcha los primeros paquetes de ayudas dirigidos a los agentes económicos resultando destacable la reciente convocatoria (https://www.boe.es/boe/dias/2021/08/23/pdfs/BOE-A-2021-14140.pdf) del Programa de ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano destinados a acelerar la descarbonización de las ciudades, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido mediante el impulso de las zonas de bajas emisiones (ZBE) y la transformación sostenible del transporte urbano y metropolitano, promoviendo la articulación de un sistema fiable, atractivo, accesible y asequible de transporte público urbano con flotas más modernas, eficientes y de nulas emisiones, así como fomentar una distribución urbana de mercancías sostenible y un concepto de movilidad inteligente y digitalizada.

Esta convocatoria dotada de cerca 1.000 millones de euros constituye en cierto modo el pistoletazo de salida del Plan de Recuperación y toda una declaración de intenciones en relación a la prioridad que se va a dar a las actuaciones de descarbonización en aras de conseguir la neutralidad climática en las próximas décadas.

Publicaciones Recientes

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.